Noticias, Venezuela

Comunidades más saludables en Amazonas, Venezuela

Actividades de divulgación de información sobre prevención de enfermedades relacionados con la calidad del agua

Por: Marcela Campos – Oficial Regional de Comunicaciones América Latina y El Caribe

Amazonas, Venezuela, marzo 2024. A través de un enfoque de género, edad y discapacidad, buscamos aportar al cubrimiento de las necesidades básicas en materia de agua, saneamiento e higiene, salud, seguridad alimentaria y protección, de la población migrante refugiada y comunidades de acogida en el Amazonas venezolano.  

El proyecto “Respuesta integrada para abordar las necesidades de protección, agua, saneamiento e higiene, seguridad alimentaria y salud de los migrantes más vulnerables y sus comunidades de acogida, con especial atención a las poblaciones indígenas del departamento de Vichada en Colombia y los estados de Amazonas y Delta Amacuro en Venezuela”, financiado por el Ministerio Federal de Relaciones exteriores en Alemania – GFFO y liderado por HelpAge Deutschland 

En Colombia, HelpAge implementa acciones en los asentamientos informales sin cobertura de Puerto Carreño y Casuarito. En Venezuela, HI y Convite centran la atención en zonas clave y población en movilidad humana en las rutas desde el estado Delta Amacuro, hacia Trinidad y Tobago, Guyana y Brasil. 

Humanity & Inclusion centra la implementación de este proyecto en la atención a personas con discapacidad y adultos mayores en el estado de Amazonas en Venezuela, por medio de: 

  1. Prevención de enfermedades relacionadas con la calidad del agua y vectores.  
  1. Atención y apoyo psicosocial. 
  1. Gestión de riesgos asociados a conflicto armado, minería ilegal y cambio climático.  
  1. Apoyo en el acceso a servicios y derechos de las personas con discapacidad.  

“Nuestra intervención ha sido novedosa para los pueblos indígenas, porque nunca habían trabajado con un enfoque centrado en sus creencias y saberes ancestrales, para nosotros es importante el respeto de su cosmovisión, la consulta previa y el trabajo conjunto con los líderes indígenas en cada comunidad. Esto nos ha asegurado que las actividades se lleven a cabo y que la población se sienta acogida, porque no los vemos como objetos de intervención sino como sujetos de derechos y parte de nuestras acciones”. Alejandro Rivas, jefe de proyecto.

Este proyecto binacional beneficiará a 197.333 (87.167 personas en Colombia y a 110.166 en Venezuela), apoyando las necesidades más críticas en las áreas de agua, saneamiento e higiene (acceso a instalaciones sanitarias seguras y kits de higiene), seguridad alimentaria (transferencias de efectivo o kits de alimentos) y atención sanitaria (consultas médicas, medicación, SMAPS y dispositivos de asistencia), con la protección como cuestión transversal (asistencia jurídica, apoyo psicosocial, acceso a las TIC, concienciación sobre los riesgos, transporte de emergencia y transferencias de efectivo polivalentes).

“Las actividades que estamos desarrollando las implementamos con voluntarios de las comunidades que nos ayudan a traducir los contenidos a sus dialectos, porque las comunidades en las que trabajamos son mayoritariamente indígenas y muchos, aunque entienden el castellano, prefieren comunicarse en su lengua, porque les ayuda a preservar sus saberes ancestrales. Esto ha sido muy positivo sobre todo para las actividades de apoyo psicosocial, porque sienten que la comunicación no es un impedimento y que además hay alguien cercano a ellos que les puede escucharRogxana Pérez, oficial de salud mental y apoyo psicosocial del proyecto.

La implementación del proyecto se desarrolla en los municipios de Autana, Atabapo y Átures, con las comunidades indígenas Huottuja, Kurripaco, Warekena, Jivi, Piapoco, Del tronco Arawaco̧, así como con población mestiza en alianza con la Organización Regional de Pueblos Indígenas del Amazonas – ORPIA. 

A Átures y ciertas zonas de Autana se llega por vía terrestre y son comunidades que se encuentran a 20 o 30 minutos de Puerto Ayacucho, sin embargo, a algunas zonas de Autana y Atapabo se debe llegar por vía fluvial en un recorrido de al menos 8 horas, lo que muchas veces dificulta la entrada del equipo, pues hay riesgos de seguridad asociados al conflicto armado, ya que se encuentra en la frontera con Colombia. 

Actividades de salud mental y apoyo psicosocial con comunidades en el Amazonas venezolano

Actividades de salud mental y apoyo psicosocial con comunidades en el Amazonas venezolano

 

 

Back to list

Deja una respuesta